Desde lo propuesto en el prototipo anterior se rescata la búsqueda por generar momentos en su avance, sin embargo se trata de que el modelo no la deje evidenciada en la forma. Se trata de salirse de la “esfera” perfecta que recorre las superficies en cualquier dirección. Se intenta buscar la forma que no evidencia el movimiento. Junto con esto se busca construir distintos momentos del objeto:
un primer momento de reposo, otro de bajada por una pendiente, y otro de reposo y auto ubicación y en ese momento de reposo algo le sucede al prototipo con el viento que duplica su tamaño, que hace aparecer su figura y reconstruye un horizonte. El objeto que autónomo se desplazaba, una vez alcanzando el reposo y cobra presencia.

Se estudia el estado de la esfera que se constituye como una infinidad de puntos que equidistan de un centro. Posee un radio que es el elemento común entre los puntos. Se establece que una esfera o un círculo se puede separar en puntos, mientras mas distantes los puntos, menos continuo será el vínculo entre un punto y otro, será mas cortado.

Se propone un primer elemento que busca construir un paso, que se construye como puntos que equidistan de un centro. De este modo es posible jugar un poco con la geometría de modo que no quede cazada por la construcción de la continuidad esférica. Precisamente se trata de un elemento que posee dos trazos diagonales que son móviles. Es decir se van adecuando a la posición que va tomando el objeto según su peso de modo de ir leyendo el terreno. Sin embargo es necesario que tenga un apoyo para voltearse hacia un lado. (Fig. A)

Luego dada la experiencia anterior se desarrolla un prototipo similar, también a partir de puntos de la circunferencia, sin embargo este no cuenta con un sistema tan complejo de lectura del terreno, lo lee en su forma, a diferencia del anterior este cuenta con un arco que lo rodea de modo de que este no se voltee acabando así con su movimiento. También se propone un modo de que el prototipo se detenga de un modo específico sobre el cual puede girar en un eje vertical que permite ubicarse ante el viento y así desplegar algún elemento de viento oculto en su interior. (Fig.B)

Se replantea la forma a algo más sencillo y que puede ir abriendo un campo desde lo más simple. Vuelve a una propuesta realizada con anterioridad, se trata de un cubo de cuyos vértices se extienden unos elementos lineales que suspenden el cubo en un centro. Se cumple la equidistancia esférica. Sin embargo al revisar y probar el prototipo se ve que tiende al reposo pues siempre tiene 4 puntos de apoyo, lo cual no le construye una situación de desequilibrio que le permita avanzar. Así se piensa que tal vez si el cubo se divide en 2 partes que puedan girar libremente unidas por un eje horizontal el prototipo tendrá mayor libertad de movimiento. Sin embargo sucede lo opuesto, el prototipo al lanzarse por una pendiente tiende a disponer sus patas de modo que se detiene. Sin embargo probando las posibilidades que tiene la propuesta, se observa que al fijar las dos partes del cubo con un giro de 45º, una respecto a la otra, se obtiene una situación de desequilibrio que permite que el prototipo salga del reposo con mayor facilidad. (Fig.C)

Fig. A
<< anterior
siguiente >>
ir al índice
Fig. B
Fig. C
        
        
Prototipo de Búsqueda de la construcción de momentos